CONOCE

LA BODEGA

Historia de la Bodega

La historia se inicia en 1953 cuando el masovero Vicenç Ferré pudo adquirir la propiedad. Era la masía tradicional catalana donde había crecido y lo primero que hizo fue bautizarla con el nombre de Mas Vicenç. Desde entonces, ya han avanzado cinco generaciones donde el cultivo de la viña ha formado parte intensamente de la familia.

La revolución del Vicenç

En 2005, el hijo mayor de la quinta generación y el siguiente Vicenç de la saga familiar, comienza a elaborar los primeros vinos de Mas Vicenç fruto de las uvas más apreciadas de las fincas propias. Su sueño era hacer vino de aquellas viñas más viejas que lo transportaban a los recuerdos de infancia y se pudo hacer realidad después de adquirir conocimiento y experiencia como enólogo en el Priorat y el sureste de Francia.

De trabajo puramente familiar y con el impulso de la juventud, nacen unos vinos modernos y de carácter atrevido que marcan un camino para re-evolucionar la tradición.

El Presente

Actualmente la bodega está representado por los cuatro miembros de la familia para elaborar y comercializar los vinos y el aceite de oliva de las mejores fincas familiares. Los dos hermanos Vicenç y Xavier Ferré al frente como enólogo y sommelier, el padre Francesc Ferré, mimando la tierra y la madre, Maria Morató, a la administración para alcanzar el equilibrio perfecto.

Francesc Ferré

Viticultor. Apasionado de la viña y el trabajo bien hecho.

Maria Morató

Administración. El control, la gestión y el equilibrio.

Vicenç Ferré Morató

Enólogo. El creador de la bodega. Innovación y técnica.

Xavier Ferré Morató

Sumiller. Comercialización, comunicación y enoturismo.

PAISAJE

Mas Vicenç se ampara geográficamente al norte de la comarca del Alt Camp, en la zona más interior y elevada de la D.O. Tarragona y limítrofes con las denominaciones de origen Conca de Barberà y Penedès.

La altura de entre 480 y 510 metros sobre el nivel del mar y la ventilación contínua con los vientos de cierzo y marinada dan unas particularidades únicas a nuestros vinos. Se distinguen suelos con guijarro, pizarra y de carácter calcáreo según la altura y el clima predominante es mediterráneo. Las fincas se cultivan respetando el medio ambiente.

0

Start typing and press Enter to search